El estudio llamado Sexo y secularismo, reveló que los ateos están más dispuestos a discutir sobre fantasías sexuales y por ende están más satisfechos de sus experiencias.
Según reveló el estudio, los no creyentes  tienen una vida sexual mucho mejor que quienes profesan algún tipo de religión.

La investigación fue realizada ente 14.500 personas y fue dirigida por los sicólogos Darel Ray y Amanda Brown, de la Universidad de Kansas, en Estados Unidos.

Complejo de culpa:
Los investigadores pudieron establecer que los mormones se encuentran en el primer lugar de la “escala de culpa sexual”. Su puntaje promedio está en 8.19 sobre 10, seguidos de los Testigos de Jehová, los Pentecostales, los Adventistas del Séptimo Día y los Bautistas.

Los católicos evaluaron su sentido de culpa en 6.3, mientras que los luteranos en 5.88.

Por el contrario, los ateos y los agnósticos clasificaron en un 4.71 y un 4.81 respectivamente.

Entre las personas que crecieron en casas religiosas, el 22,5 por ciento declararon que se han sentido humillados y ridiculizados por masturbarse, respecto al 5.5 por ciento con poca religiosidad.

El 79.9 por ciento de las personas declararon sentir culpa por una actividad específica o deseo sexual, mientras que el 26.3 por ciento de los ateos declararon no sentir nada.

 

Share

68 Trackbacks / Pingbacks